El Pico Sacro: naturaleza y leyendas

Sábado en contacto con la naturaleza y respirando aire puro. Un plan molón, molón 😀 Si a eso le sumamos unas buenas vistas, leyendas y buen tiempo… inmejorable! Pues bien, mis pequeñas Martiña y Pepiña así han aprovechado estos días primaverales que disfrutamos recientemente. De nuevo, cogieron el autobús, con destino a Lestedo (a escasos 15 minutos de Santiago de Compostela). Casualmente, en la Festa da Filloa, Pepiña descubrió que el Pico Sacro quedaba a unos 40 minutos, a pie, de la parada de bus. Se ubica en el valle del Ulla (concello de Boqueixón).

El Pico Sacro, muy cerca de Santiago de Compostela

Investigando un poco comprobamos que multitud de leyendas estaban asociadas a esta misteriosa montaña. Martiña, que es una gran aficionada a la fotografía, y le gusta la historia, se apuntó al plan nada más enterarse. Incluso se documentó sobre las historias que rodean la enigmática zona. Los peregrinos que llegan a Compostela, por la Vía de la Plata, pueden divisar la ciudad y las torres de la Catedral desde la cima del pico. La mitología asociada al Pico Sacro pertenece a numerosas culturas a lo largo de los siglos. Este enclave natural es conocido por diferentes nombres: Pico Sagro, Montesagro, Montem Sacrum, Illicinus, Mons Sacer…

Mis galletitas, como ya dije, se desplazaron en el transporte público y al llegar a Lestedo emprendieron la caminata hacia la cima. Durante la pequeña travesía, disfrutaron de hermosos parajes y el placer de acariciar el relax de la desconexión que se produce lejos de las ciudades.

El trayecto es corto y la ascensión es apta para todos los públicos jaja. Según me dijeron mis peques, llegaron a la cumbre casi sin darse cuenta.

Subiendo al Pico Sacro.
Subiendo al Pico Sacro.

Una vez en lo alto, al contemplar los maravillosos paisajes, se produce una sinestesia muy molona. En el caso de Martiña, por ejemplo, se mezclaban las sensaciones que le genera pisar un terreno repleto de historia y mitos y también sentir que la belleza no siempre cuesta dinero 😉

Santiago de Compostela desde el Pico Sacro.
Santiago de Compostela desde el Pico Sacro.
Vistas desde la cumbre del Pico Sacro
Vistas desde la cumbre del Pico Sacro

Dado el número de leyendas, y datos históricos, que existen sobre este mágico lugar nos centraremos en los que Martiña ha considerado más interesantes. Si analizamos ciertas características como que, está formado por grandes cantidades de cuarzo en una comunidad donde predominan el granito y la pizarra. Es el único punto visible desde un radio de unos 40 km a la redonda y sus cuevas son de origen prerromano. De hecho, se cuenta que los romanos buscaron oro en su interior o que comunica con un punto cercano al río Ulla. Cuando hay tormenta se produce un fenómeno visual hermoso. Se ilumina y parece que todo se origina en él.

Cima del Pico Sacro.
Cima del Pico Sacro.

Una de las leyendas más conocidas es la de la Reina Lupa y los discípulos (Teodoro y Atanasio) que portaron el cuerpo del Apóstol Santiago. Esta historia se narra en el Códice Calixtino. Parece ser que los discípulos de Santiago solicitaron ayuda a la reina, un carro y bueyes, para transportarlo hasta el Campus Stellae (Santiago de Compostela). Pero ésta, que era aliada de los romanos, los condujo hasta el Pico Sacro para que el dragón y los toros bravos que lo habitaban se deshiciesen de ellos. Sin embargo, cuenta la leyenda, que se arrodillaron y haciendo el símbolo de la cruz el dragón explotó en mil pedazos y amansaron a los bueyes. Ante tal milagro, la monarca, se convirtió al Cristianismo. En la cumbre quedan restos del que fue su castillo. También resulta curioso cruzar la Calle de la Reina Lupa. Ésta es un estrecho paso, creado artificialmente, que divide la cima en dos partes. Algunas historias cuentan que un gigante la dividió con su gran espada.

Rúa da Raíña Lupa.
Rúa da Raíña Lupa.

Los discípulos de Santiago, al obrar tal hazaña, pudieron continuar su camino, llegaron a Compostela y dieron sepultura al Apóstol. El conocido arzobispo Xelmírez, levantó un castillo en el pico, allá por el siglo XII. Además, a raíz de toda la liturgia que rodea la montaña, la Iglesia decidió construir dos monasterios y nombrar patrón a Santiago. Incluso incorporó este punto a la tradición jacobea. A escasos metros de la cumbre sigue en pie la capilla de San Sebastián (siglo XI), último vestigio del antiguo monasterio. Se siguen celebrando dos romerías en esta ermita, el 20 de enero y el último domingo de mayo.

Capilla de San Sebastián.
Capilla de San Sebastián.

Se supone que las arduas condiciones de vida en la cumbre, así como por los posibles saqueos al estar tan alejados, propiciaron que los monjes se trasladasen a la ladera, e hiciesen levantar el monasterio de San Lourenzo da Granxa. A día de hoy permanece una capilla con el mismo nombre. De todas formas, las leyendas sobre este fantástico punto natural van de los mouros, pasando por gigantes a otros muchos seres fantásticos. No podemos dudar que lo rodea un aura especial y para muchos divina. Por ese motivo muchas personas cuando padecen algún tipo de dolencia se suben hasta algún monte, desde el que puedan divisar el pico, y le dirigen la siguiente oración: Pico Sagro, Pico Sagro/ sáname do mal que eu trayo (Pico Sacro, Pico Sacro/ sáname del mal que traigo). Las plegarias se producen a la vez que colocan un pedazo de pan en la cumbre del monte.

Seguramente recordaréis que mencioné unas cuevas de origen prerromano. Se dice que los romanos buscaban oro, que son túneles que comunican con las orillas del río Ulla… la historia real no se conoce. Cuando se intentó descubrirla el equipo se topó un tapón de piedras y basura, que impide continuar. Nosotras preferimos que la imaginación vuele libremente. Mis hijas no llegaron a ver la entrada principal, la de fácil acceso. Sin embargo, tras ciertos rodeos lograron asomarse a la chimenea. Así es conocida la salida de la cueva, ya que es casi vertical y comunica con una parte próxima a la cumbre de la montaña. Se sitúa a unos 50 metros de la capilla. Para acceder a ella es necesario bajar por un camino y bordear unos 30 metros el pico. En la fotografía un excursionista que conocimos observa con cierta cautela la chimenea.

Cueva del Pico Sacro.
Cueva del Pico Sacro.

Al encontrar la cueva damos por finalizada la expedición. Bajar es mucho más cómodo que subir jaja, por lo que mis galletitas empredieron el camino de vuelta con mucho entusiasmo. En el pueblo (Lestedo) pararon a tomar algo. Después del trabajo realizado se lo merecían. Dos riquísimas tapas (gratis) acompañaron las cañas que se bebieron. Y es todo por hoy, #BeHappyMyCookies 😉

Tapeo en Lestedo.
Tapeo en Lestedo.

La Galleta Molona

¿Qué le gusta a las Galletas Molonas? #Conciertos, #Festivales, #Entrevistas... Información musical. Próximamente... ¿Te unes a la fiesta? :D

3 comentarios en “El Pico Sacro: naturaleza y leyendas

  • el 1 abril, 2014 a las 7:49 pm
    Permalink

    Que bonito… Me ha encantado,no tenia ni idea , sitio pendiente de visitar!!
    Un saludo 😉

    Respuesta
    • el 1 abril, 2014 a las 11:47 pm
      Permalink

      Es todo un placer descubrir nuevos lugares e informar sobre éstos 😉

      Respuesta
  • Pingback:Monte Pindo, Ézaro, Lires...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *